La estancia de los jamones en los secaderos naturales estan expuestos a diversos ataques de distintos insectos, uno de los más conocidos es el Ácaro o Piojillo, son unos diminutos antrópodos muy voraces intentando de contaminar toda la pieza. Pueden pasar desapercibidos pero visibles cuando aparecen en el corte.

En el momento que detectamos el mínimo rastro de Ácaros en el Jamòn actuaremos lo más pronto posible para evitar su profileración en toda la pieza y en el resto de piezas que esten a su alrededor

¿COMO PODEMOS ELIMINARLOS?

Se recomienda limpiar bien la zona afectada y untar con aceite de girasol la zona afectada o la pieza entera.